Conoce las técnicas de cirugía para corregir efectos adversos de piercing y dilatadores

¿Quieres renovar tu look? y dejar atrás esos días de piercings y de dilatadores en sus orejas porque sientes que están destrozando tus orejas por la utilización de zarcillos inadecuados o muy pesados. ¿Piensas que ya no cuadran con tu personalidad o que están pasando de moda? Pues no eres la única, muchas damas quieren dejar atrás esos días de adolescencia y de gustos rudos.

Como la moda es tan cambiante al igual que las preferencias a lo largo de la vida, este tipo de accesorios suelen ser rechazados en poco tiempo por la mayoría de las personas, quienes se cansan o empiezan a sufrir por infecciones o malformaciones que son ocasionadas por su uso prolongado.

Para lo cual se usan varias técnicas, entre ellas está es una cirugía mínimamente invasiva llamada piercing Reverse y la otra es la reconstrucción del lóbulo. Estas técnicas según los especialistas logran restablecer la piel de forma eficaz.

Técnica de Piercing Reverse

Es un procedimiento que básicamente retira un fragmento de piel que cubre las paredes del orificio interno y luego las sella con una mínima costura transversal aprovechando la buena vascularización que se presenta en esa zona.

Es una sutura leve que cicatriza rápidamente ya que además los especialistas se basan en diseños personalizados de cada oreja y proceden con rotulados de cirugía que va marcando la guía para hacer incisiones anteriores y posteriores del lóbulo con cortes perfectos. Al igual, usan bisturís muy finos con los que retiran el tejido interior de las perforaciones o dilataciones de adelante a atrás.

Es una operación sencilla que reconecta los vasos sanguíneos para que el tejido que ha sido tunelizado cicatrice con rapidez. Incluso, cuando se han producido desgarramientos de la piel hacen rasgados superficiales del lóbulo desde el orificio hasta la oreja para reajustar el tejido cutáneo.

Es exitoso porque como dice el Dr. Chamosa se cuenta con un diseño preliminar, por lo que se pueden reconstruir y lograr lóbulos bonitos y también funciona bien para corregir orificios de pircing en la nariz, la ceja, pezones, labio, ombligo y hasta en los genitales externos.

Reconstrucción del lóbulo

Cuando se presenta flacidez e inflamación del lóbulo existe este tipo de intervención quirúrgica para recortarlos y ajustarlos para recobrar su estado original, se elimina el tejido sobrante desde los bordes y se devuelve a su tamaño y forma con unos puntos de sutura. Todo el procedimiento es ambulatorio y prácticamente no deja cicatriz.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *